D.O.P. arzúa ulloa - Un gallego por el gran mundo

D.O.P. Arzúa Ulloa – Un gallego por el gran mundo

El arte es así. En la Catedral de Santiago, esculpida en piedra, está D.O.P. Arzúa-Ulloa. Siglos y siglos para «el queso del país» gallego.

Con amigos

Desde hace algunos meses, todas las semanas nos venimos juntando algunos amigos alrededor de la mesa con la deliciosa intención de disfrutar de sabores y platos propuestos. Si fuésemos algunos más casi podríamos hablar de un club o sociedad gastronómica. Pero todo eso suena a palabras mayores y no es esa nuestra intención.

Más bien se trata de algunos amigos que hemos encontrado una buena excusa para vernos con más frecuencia. La siempre atractiva y magnética fuerza que hay en una invitación a comer y probar platos hechos con esmero no falla. Cada semana en una casa, cada semana un tema gastronómico propuesto para la siguiente reunión. Pasta, carne, pescado, guisos, ensaladas… todo vale. Una vez consensuado, el anfitrión en la siguiente quedada, será el responsable de ensalzar el producto a través de su cocina y sus mejores esfuerzos.

Siempre queda algo de manga ancha para los entrantes y los postres. El vino, suele ser a menudo tema de polémica. Blancos o tintos, nunca (casi nunca) consiguen ponernos de acuerdo.

Comparado con mis compañeros comensales, la cocina no es mi fuerte, tal vez porque ellos rozan o tocan de lleno la profesionalidad entre fuegos y sartenes. Yo nunca he ido más allá ni he salido de la mía. Pero, por supuesto tengo mi punto: originalidad y grandes productos de calidad no me fallan nunca.

D.O.P. Arzúa-Ulloa – Windroseblog – Productos regionales selectos

Llegó mi turno, el de mi casa, mi mesa y mis ideas. Quince días antes (pues hubo una pequeña pausa), quedó decidido el tema: un queso.

Por mi trabajo, sabía que no iba a poder disponer de mucho tiempo para preparar elaboradas recetas. Además ese no es mi fuerte. Rápidamente tracé un plan. Una idea cruzó mi frente. Con la ayuda de algunos pensamientos más, conseguí retenerla y darle la suficiente forma como para que se quedara en modo definitivo. Pensé en hacer varios platos con un ingrediente común, pero para ello tenía que vislumbrar la forma y manera de no repetir en exceso el sabor y la textura.

Como por arte de magia, saltaron las conexiones internas de mis neuronas, todas en la misma dirección, recordé una experiencia de hace algunos años y me lancé de lleno con la idea. Un gran queso sería el maestro de ceremonia para ese día. Un gran queso y sus mil caras.

D.O.P. Arzúa Ulloa

Galicia nunca me ha fallado, por eso mi amor hacia esa tierra es tan verde y profundo.

A caballo entre tres de las cuatro provincias gallegas, situamos en el mismo corazón de su mapa tres comarcas, Arzúa, Melide y A Ulloa. Juntas superan la treintena de municipios amparados bajo el marco de protección de la Denominación de Origen Protegida Arzúa Ulloa, quedando definida su Zona Geográfica como única para la elaboración de sus quesos.

Para presentar este gran sabor, bastan algunos datos que hablan por sí solos: Es el segundo queso de Denominación más consumido en España (tan solo por detrás del Manchego). Su historia y arraigo a esta comunidad es tal, que está representada en piedra sobre uno de los capiteles de la mismísima Catedral de Santiago ¿lo sabía?

Un honor como este sólo queda reservado para los grandes. Su sabor y sus cifras lo son: Unas 16 queserías procesan la leche obtenida en ¡1400 explotaciones ganaderas! En el pasado año la cifra de quesos elaborados pasó de los cuatro millones de unidades, con un 70 % de las ventas en la misma comunidad donde se le conoce como «el queso del país«.

Suave y cremoso, se fabrica con leche natural y entera de vacas Rubias gallega, Pardo alpina y Frisona; que encuentran en estas tierras los pastos y las condiciones óptimas para una producción de calidad superior. El resultado es inconfundible. Cremosos y con aroma a mantequilla, se presentan de forma tradicional cilíndrica en tonos amarillos y pajizos. Desde los más frescos hasta los curados (mínimo 6 meses), su textura evoluciona pasando por la untuosidad hasta alcanzar la firmeza de los más longevos.

Las piezas presentan distintos tamaños que oscilan entre los 120 mm de diámetro, 30 mm de altura y 0.5 kg de las más pequeñas; hasta las mayores de 120 x 100 y 2 kg. Su intenso aroma, el punto de sal y la etiqueta y contraetiqueta numerada y única de la D.O.P. completan la fotografía gourmet de su identidad.

Queso Arzúa-Ulloa nuevo y curado
Queso Arzúa-Ulloa nuevo y curado

Una ruta del queso, a través del mismo corazón de Galicia, por sus prados y montes, puede ser todo un lujo. Los sibaritas y turófilos más sentidos y orgullosos, sabemos y disfrutamos de estos tesoros naturales.

Mis propuestas

Ese día éramos cuatro a la mesa. En el mercado, donde siempre compro mis quesos, compré cuatro pequeños Arzúa-Ulloa muy frescos y una cuña de una pieza curada bastante más longeva.

A modo de recipiente destapé por arriba cortando la parte superior de los cuatro pequeños y los vacié sin apurar demasiado. La crema de estos interiores fue directamente a mi fondue. El primer plato ya estaba listo. Una pequeña fuente con pan de pueblo en pequeños trocitos y a comer.

Una ensalada muy verde con pequeños trocitos del curado, pasas, nueces, AOVE y vinagre del Condado, sirvió de mágico y ligero contrapunto.

Mientras, en el horno, dejé mis «recipientes» rellenos de nuevo con pasta, algo de carne picada y un punto muy aromático de hierbas y algunas especias. A baja temperatura, por supuesto, el tiempo que tardamos en dar buena cuenta del primero y la ensalada fue lo que necesitó este segundo para alcanzar su punto exacto.

Entre risas y bromas, queso y más queso, no fuimos capaces de ponernos de acuerdo con los vinos, como siempre. Blancos y tintos despiertan pasiones dispares e irreconciliables en mis amigos. La piña con un suavísimo toque de licor sirvió de postre ligero y fin de carta. Momentos así son por los que merece la pena todo lo demás.

¡Salud!

Fondue de queso dentro de un pan
Fondue de queso dentro de un pan

Nota: Desde Windroseblog agradecemos a Óscar Pérez, de D.O.P. Arzúa-Ulloa, su colaboración mediante la cesión de información e imágenes para la realización de este post.

Para estar al tanto de novedades, no dejes de leernos.
Si tienes alguna duda o aportación, te leemos en los comentarios.

close

¡Suscríbete a Windrose!

Todos los quesos, turofília y pasión quesera

¡Prometemos que nunca te enviaremos spam!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *