D.O.P. Oli de L´Empordá

D.O.P. Oli de L´Empordá – Las oportunidades se cazan al vuelo

D.O.P. Oli de L´Empordá es un magnífico AOVE de Girona compuesto de las variedades locales argudell, coribell, verdal y arbequina.

La vida es viaje, no destino”

La forma en la que suceden las cosas, de la manera en que se nos presentan los acontecimientos, es algo que siempre me ha fascinado.

Casualidad, coincidencia, intención o determinación, a menudo van de la mano. Sin que nos demos cuenta, entrelazan nuestra propia existencia. La vida que vivimos con una red de situaciones y personas que fijan nuestras experiencias y modelan los hechos tal y como los conocemos.

Una de mis canciones preferidas dice que “La vida es viaje, no destino”.  Para cualquiera que alguna vez se haya parado a reflexionar sobre estas palabras, tan a menudo usadas, su significado es claro y ejemplificador: la vida es lo que nos sucede todos los días independientemente de nuestros planes o no.

A veces, las oportunidades y los caminos se borran y construyen con la misma facilidad y, aunque pueda parecer un poco desconcertante, es la única forma para reafirmamos a nosotros mismos, nuestras intenciones y convicciones, sin caer en las garras del tedio que produciría una existencia fácil y automática.


D.O.P. Oli de L´Empordá

Hace unos días, leyendo prensa y publicaciones del sector, me sorprendió un artículo que relacionaba las cualidades del aceite Denominación de Origen L´Empordá con los estorninos y como, ante un panorama que pintaba desolador para el sector, la oportunidad y el acierto lo habían transformado en una de las distinciones más valoradas del producto.  Me explicaré:

Como cabe pensar, estas aves migratorias llegan hasta las tierras catalanas huyendo del frío centro europeo, justo cuando los campos de olivos se encuentran listos para ser recolectados, con las aceitunas en su punto óptimo de maduración.

Al aparecer, por miles sobre las plantaciones, consiguen en pocas horas destruir cosechas completas, provocando en los últimos años la desesperación de productores y del sector en general. Hasta aquí el problema.

La solución

La solución, que en principio pudiera parecer absurda y carente de sentido, ha dado lugar al signo de identidad de la D.O. y sus peculiares características: ¡recojamos la cosecha antes de que lleguen estos pájaros!

Lo que a priori supone recolectar un fruto que aún no ha alcanzado sus cualidad más deseadas, en la práctica ha desembocado en unas tonalidades y aromas que, hoy por hoy, suponen la distinción y puesta en valor de unos aceites únicos y esplendidos.

La producción se centra en las comarcas del alto y bajo Ampordan, en la provincia de Girona. Con una situación geográfica a medio camino entre Los Pirineos y el mar Mediterráneo, el clima de la zona permanece suave en invierno y no demasiado caluroso en verano.

La Historia remonta la presencia de olivos en la zona hasta la misma Edad del Bronce, si bien no sería hasta la llegada de los griegos en el siglo VI a.C, cuando propiamente se podría hablar de una producción comercializada.

A partir de este momento y hasta nuestros días, la tradición olivarera se transmitió de la mano de los pueblos romanos asentados en la zona y las órdenes religiosas que posteriormente perpetuarán la producción.

“Oli de L´Empordá” en catalán es un aceite de oliva virgen extra compuesto de las variedades locales argudell, coribell, verdal y arbequina. Es un aceite limpio de aspecto, claro y transparente con un sabor que varia en función del equilibrio entre las distintas aceitunas.

Siempre agradables y sabrosos, presentan una complejidad aromática notable que recuerda a la almendra, el tomate, los anisados, el hinojo y la alcachofa. En la actualidad ocupa una superficie de alrededor de 2600 hectáreas con una producción de 4,5 millones de kilos de aceitunas y 800 toneladas de aceite.

Sabor catalán

Tengo la suerte de poder viajar a menudo por la zona, así que puedo recomendar de primera mano algunos platos en los que degustar este maravilloso aceite: Los mejillones de rocas en salsa marinera son una de mis mayores debilidades. Para los más atrevidos el alioli que preparan por la zona es todo un “pecado” y , por supuesto, algunos vinos de la tierra como D.O.P. Costers del Segre o D.O.Ca. Priorat son los más indicados para la ocasión.

Para estar al tanto de novedades, no dejes de leernos.
Si tienes alguna duda o aportación, te leemos en los comentarios.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.