I.G.P. Sobrasada de Mallorca

I.G.P. Sobrasada de Mallorca – Suprema sencillez

I.G.P. Sobrasada de Mallorca es uno de esos alimentos de los que todos hemos oído hablar y solo algunos, los más afortunados, han probado.

Introducción

En muchas ocasiones, nos perdemos entre elaboradas recetas de cocina. Con sus numerosos ingredientes y un rosario de pasos a seguir, se nos escapa a menudo una máxima que desde este blog nunca me cansaré de repetir: la sencillez también puede ser exquisita.

No vamos a menospreciar el resultado que podamos obtener tras pasar un par de horas entre sartenes, cacerolas, el horno y un sin fin de ralladuras, picaduras y espolvoreados. Pero no debemos olvidar que, desde que éramos niños, hemos crecido disfrutando de la exquisita sencillez de comer el pan con paté, mermelada o chocolate.

En aquellos años, algo tan asequible y simple como un bocadillo de chorizo, mortadela o queso, era un placer sincero e inocente que calmaba todas nuestras expectativas por el deseo de comer algo rico.

Quizás hemos crecido demasiado, pero nunca es tarde para dejarnos ilusionar por el natural encanto de una rebanada de pan untada con lo más delicioso que podamos añadir a nuestra cesta de la compra.

I.G.P. Sobrasada de Mallorca

Lo mejor de Mallorca no son solo sus gentes o sus espectaculares paisajes para disfrutarlos en unas perfectas vacaciones.

La Sobrasada de Mallorca está fuertemente arraigada a la cultura y alimentación en nuestras Islas Baleares. Con Indicación Geográfica Protegida desde 1996, es uno de esos alimentos de los que todos hemos oído hablar y solo algunos, los más afortunados, han probado.

Ciertamente, sobrasadas hay muchas en el mercado. Solo una ha conseguido hasta ahora reunir las cualidades de calidad y tradición para lucir con orgullo su medalla distintiva y única.

Ingredientes tan naturales como carne picada, pimentón, pimienta y sal es todo lo que admite el Consejo Regulador de la marca. Las piezas se elaboran y se presentan envasadas en tripas naturales. Los tamaños y pesos que van desde los 200 gramos con apenas unas semanas de maduración, hasta el espectacular «bisbe» que puede alcanzar los 30 kilos.

Solo dos etiquetas diferencian a todas las piezas. Indican el origen de sus carnes: Sobrasada de Mallorca y Sobrasada de Mallorca de cerdo negro, realizada esta última con carnes únicas de cerdo de la raza autóctona mallorquina.

Pan tostado con sobrasada de Malloca y huevo frito
Pan tostado con sobrasada de Mallorca y huevo frito

Historia de Sobrasada de Mallorca

La historia de la sobrasada en sí es tan antigua casi como la explotación del cerdo por el hombre. Los primeros indicios en la isla se remontan hasta la época romana y la necesidad de conservar las carnes y grasas una vez sacrificado el animal. El amplio comercio entre las provincias romanas trajo hasta las islas técnicas que muy pronto quedaron arraigadas.

Tras el parón que supuso los siglos de ocupación musulmana en todo lo relacionado con la industria porcina, en el siglo XVI se retoma la actividad. En pocos años esta peculiar forma de conserva se convierte en indispensable y autóctona de la zona.

Sería ya situados en el siglo XVIII cuando un importado ingrediente cambiaría para siempre el aspecto de la sobrada. Original de América, el uso y cultivo del pimentón se implanta en la península y sus islas. La Sobrasada de Mallorca se tiñe de rojo para siempre.

La industrialización de las islas durante el siglo XX hace florecer una sabrosa industria apoyada en el fenómeno del turismo como medio de expansión. Con la llegada de la UE caen las fronteras y las exportaciones son, ahora más que nunca, una realidad fácil y ventajosa.

Recetas con Sobrasada de Mallorca

Berenjenas con sobrasada, croquetas de sobrasada, crujientes de sobrasada… Son muchas las recetas e ideas que puedes encontrar para disfrutar de este sabor tan mediterráneo. Además, en nuestras propias adaptaciones, podemos encontrar ese punto de excelencia de la mano de este embutido. En este enlace seguro que encuentras más de una sabrosa combinación.

Termino ya este post de hoy. Pero antes, añadiré solo un pequeño detalle para los más sibaritas o disfrutones que buscan en el siguiente escalón sacar el máximo partido a los sabores. Sobre una rebanada de pan untada con la sobrasada, una pequeña capa de cebolla cortada muy fina, una pizca de pimienta molida y cinco minutos en el horno. Sin comentarios.

¡Salud!

Para estar al tanto de novedades, no dejes de leernos.
Si tienes alguna duda o aportación, te leemos en los comentarios
.

Post que también te pueden interesar:

La ginebra – En la moda del Gin

I.G.P. Lenteja Pardina de Tierra de Campos – El reencuentro

D.O.P. Aceite de Mallorca – Esencia mediterranea

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.