D.O.P. Rías Baixas

D.O.P. Rías Baixas – El mejor sabor del vino y el mar

D.O.P. Rías Baixas es el maridaje cinco estrellas para degustar mejillones, almejas, ostras y demás variedades que ofrece Galicia.

Galicia

Llegar a esta zona de España es todo un placer. En una geografía tan distinta y variada como la que ofrece la Península Ibérica, Las Rías Baixas marcan un comienzo o fin. Y es así porque uno no está nunca del todo seguro de si es el mar el que se adentra en tierra o , por el contrario, la tierra enarbola su estandarte «plus ultra» frente al mar.

En cualquier caso, sea como fuera, el espectáculo está garantizado. Entre salientes y entrantes, roca y agua, este peine de mar dice más con una imagen que yo con mil de mis palabras.

Así, con aires que huelen a mar y tierras que saben a sal, la marca y Denominación Geográfica parecen estar justificada de pleno. El espíritu diferenciador de estas insignias no dejan lugar a duda en su uso.

Los viñedos casi dentro del mar, bañados por el reflejo del sol en el Atlántico; la piedra tan perenne en la arquitectura gallega, sosteniendo las vides; y una tierra fértil y húmeda queriendo dar lo mejor… No sabría elegir mejor vino para el pescado y el marisco.

D.O.P. Rías Baixas

Desde 1980 la Denominación de Origen Rías Baixas agrupa unas 180 bodegas, esparcidas en las cinco comarcas del Condado do Tea, O Rosal, Ribeira do Ulla, Soutomaior y Val do Salnés, que abarcan desde A Coruña hasta la frontera de Portugal en el sur de Ourense.

Con una producción que supera los 30 millones de litros anuales, es una referencia a nivel nacional e internacional, así como una de las mejores cartas de presentación de la cultura y gastronomía gallegas.

Dentro de la catalogación de “vinos atlánticos”, las cepas reciben todo el influjo de un clima lluvioso con temperaturas suaves que proporcionan a los vinos una personalidad única.

Vinos blancos, tintos, espumosos o monovarietales engloban la gran famila de la D.O. Rías Baixas, con añadas que en los últimos años han obteniendo calificaciones catalogadas entre “muy buena” (2009-2013) y “excelente” (2004-2007). Basta con enumerar las variedades de uvas amparadas para la producción y reconocer la personalidad gallega tan marcada de sus vinos:

  • Blancas: Albariño, Loureira blanca o Marqués, Treixadura, Caiño blanco, Torrontés y Godello.
  • Tintas: Caiño tinto, Castañal, Espadeiro, Loureira tinta, Sousón, Mencía, Brancellao y Pedra

El Albariño es, sin lugar a dudas, uno de los monovarietales más reconocidos en nuestro país. Indispensable en la hostelería que desea enamorar con sus platos marineros.

Vides alzadas sobre puntales de granito
Vides alzadas sobre puntales de granito. D.O.P. Rías Baixas

Sabor a Galicia

Estos caldos secos, florales y afrutados son sin duda el mejor acompañante para saborear el pescado y el marisco de fama mundial que producen las costas gallegas. Un maridaje cinco estrellas para degustar mejillones, almejas, ostras y demás variedades que ofrece la zona.

Desde el interior se abren las oportunidades para los tintos. Los prados húmedos con abundante vegetación brindan la oportunidad de criar un ganado selecto, produciendo carnes de ternera y cordero de máxima calidad que, regadas con estos caldos, se transforman en experiencias culinarias inolvidables, dignas de las mejores mesas que un viajero pueda encontrar. A Galicia hay que volver.

¡Salud!

Para estar al tanto de novedades, no dejes de leernos.
Si tienes alguna duda o aportación, te leemos en los comentarios.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.