Picota del Jerte – Roja irresistible

Pocas veces consigo llenar este blog de un color tan vivo y apetecible como el de hoy.

Durante los meses de veranos el color carmesí de tan delicioso fruto salpica el paisaje norte de Extremadura desde donde el siglo XVII se cultiva esta variedad autóctona con nombre propio y llega hasta nuestra mesa como signo inequívoco de la temporada estival.

La Denominación de Origen Protegida «Cereza del Jerte» certifica la calidad de picotas y cerezas. Son producidas en el valle del río Jerte en su corto recorrido por la provincia de Cáceres.

Recolectadas a mano en cestas de castaño, solo las más idóneas consiguen pasar los rigurosos controles de calidad que garantizan toda la frescura y máximo sabor, obteniendo en prestigioso sello distintivo que las diferenciará en fruterías y supermercados.

«coloreando ramas de un rubí jugoso y brillante»

Más de dos millones de arboles tiñen cada primavera las laderas del valle. En primavera, una blanca nevada de flores anuncian que el invierno ya ha pasado. Una nueva temporada de luz y temperaturas suaves irán coloreando poco a poco las ramas de un rubí jugoso y brillante hasta que la cosecha inunde de vida los caminos y campos.

Rica en vitaminas A, B, C, E, K y PP, así como de hierro, calcio, magnesio, potasio y azufre, debemos a la cultura romana la llegada hasta nuestra península de guindas, picotas y cerezas.

Batidos, tartas, postres de ensueño, licores, mousse, helados, cocteles, bizcochos y mermeladas sobre hojaldres y crepes. Estas son solo algunas sugerencias para rellenar un momento de delicioso deleite y sabor.

Más información en www.cerezadeljerte.org

Para estar al tanto de novedades, no dejes de leernos.
Si tienes alguna duda o aportación, te leemos en los comentarios.

Post que también te pueden interesar:

I.G.P. Faba asturiana – El placer de la cuchara

I.G.P. Faba asturiana – El placer de la cuchara

D.O.P Queso Palmero – El sabor de una isla

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.