D.O.P. Queso Tetilla

D.O.P. Queso Tetilla – El sabor de una gran forma

D.O.P. Queso Tetilla es una apuesta segura por su cremosidad y su sabor. Plinio el viejo, denominaba en el latín original «mamulas lactem», mamillas de leche o tetillas en nuestro castellano actual

¡Que-seria de mí sin ti! 😉

En el mundo de los quesos generalmente no existen medias tintas: o los amas o no puedes ni olerlos. Como no podría ser de otra forma, me considero un «ratón» de primera categoría. En lo que a quesos se refiere y siguiendo una buena y antigua costumbre, suelo terminar mis comidas con un pequeño trozo de algunos que procuro que nunca me falten en la despensa.

En todo caso, siempre entro en esas tiendas especializadas que solo venden quesos. Siempre que puedo, compro pequeñas porciones y pruebo cada nueva variedad que encuentro. Disfruto con cada nuevo descubrimiento, desde los más chicos que son poco más grandes que una moneda, hasta esas «ruedas de molino» que necesitan un auténtico maestro para partirlos y cortarlos.

Sobre las formas y colores de cada variedad bien se podrían escribir varios libros. Todos los colores están ahí en un delicioso arcoíris tras el cristal de la vitrina. Las formas son otro capítulo a parte. El tradicional modelo de rueda o disco es solo la punta de lanza de toda una larga lista de posibilidades. Barras, lingotes, cuadrados o en pirámide son solo algunos de los primeros que se me pasan por la cabeza.

En este delicioso universo en que la pasta se cuaja y se le da forma en sus moldes, hay uno que destaca y que ha hecho precisamente de su forma su principal y más conocida carta de presentación:

D.O.P. Queso Tetilla

Sin duda alguna su nombre es uno de sus valores más directos, dibujando en la cara del que lo escucha nombrar, cuando menos, una media sonrisa que deja claro lo acertado de su «apellido» con la notable coincidencia de la forma. Y digo bien, coincidencia, ya que no deriva de la intención sino de la forma de los embudos en los que originalmente se dejaba cuajar la leche.

La Denominación de Origen Protegida (D.O.P.) Queso Tetilla nació formalmente en el año 1992 aunque sus orígenes son milenarios y existen escritos del siglo I que hacen referencia a unos quesos confeccionados en la zona de Galicia a los que el célebre escritor de la época, Plinio el viejo, denominaba en el latín original «mamulas lactem», mamillas de leche o tetillas en nuestro castellano actual.

Posee un sabor suave y cremoso, ligeramente ácido y salado. La pasta es de color marfil y la corteza, lisa y fina, alcanza tonos de amarillo pajizo. Sin duda alguna su mejor distintivo es esta tradicional forma cónica, de cóncava a convexa rematada con un pezón en el vértice.

El último año se han elaborado 1.800.000 kilos lo que supone aproximadamente unas 2.250.000 de piezas con una tasa de exportación en crecimiento sin lugar a dudas apoyada en el sello de calidad y confianza que le aporta la D.O.P. que garantiza su origen y tradicional fabricación. En la actualidad unas 27 queserías adscritas a su Consejo Regulador son las encargadas de fabricar el Queixo Tetilla (en gallego) por toda la Comunidad Autónoma de Galicia utilizando leche de vaca de las razas Rubia Gallega, Frisona y Pardo Alpina.

Su alta cremosidad y su sabor característico ligeramente salado lo convierten en uno de los mejores aliados para fundir sobre carnes y guarniciones, con el resultado deseado y en su punto.

Queso Tetilla fundido sobre carne y esparragos
Queso Tetilla fundido sobre carne y esparragos

Haciendo amigos

Desde siempre me ha gustado recibir a mis amigos con quesos y vinos. Una tabla bien elegida con algún nexo en común resulta atractiva y deliciosa en cualquier mesa. Para potenciar los sabores y dar esa pizca de fantasía nada mejor que mermeladas, dulce de membrillo azúcar o miel.

No me cuesta mucho imaginarme una loncha ligeramente derretida tras pasar vuelta y vuelta por la plancha, sobre una rebanada de pan tostado y una pizca de hierbas aromáticas. Por suerte aún me queda un poco del Ribeiro de la cena.

¡Salud!

Para estar al tanto de novedades, no dejes de leernos.
Si tienes alguna duda o aportación, te leemos en los comentarios.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.